La visita de esta ciudad, situada a unos 50 km al sur de Madrid, es altamente recomendable.

El Real Sitio de Aranjuez es uno de los rincones más destacados turísticamente dentro de la Comunidad de Madrid.

Su apogeo tuvo lugar durante el siglo XVIII bajo la dinastía de los Borbones, quienes sentían especial predilección por esta villa y fueron los impulsores de gran parte de los proyectos que aquí se desarrollaron, trayendo consigo las ideas y gustos propios de la Ilustración. 

 

Se hace indispensable la visita de su Palacio Real que, junto a los jardines que lo rodean, a orillas del río Tajo, hacen las delicias de sus visitantes y bien podría compararse con el conjunto palaciego de Versalles, en las afueras de París.

Otros lugares de interés que merece la pena visitar son la Casa del Labrador, el Museo de Falúas Reales (embarcaciones ligeras, ricamente decoradas, que la monarquía utilizaba para navegar por el río), la Iglesia de San Antonio o el Convento de San Pascual.

Si se desea, para completar el día, también se puede visitar la cercana y pintoresca población de Chinchón, la cual ha sabido mantener la esencia de pueblo medieval con casas bajas y calles empedradas, siendo el corazón de este pueblo su maravillosa Plaza Mayor, donde podremos disfrutar de su deliciosa gastronomía en alguno de los restaurantes que en ella se encuentran.

También merecen la pena las vistas desde el mirador de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

CHINCHÓN - 14377538297_5288240b80_b