A unos 40 km al noreste de Madrid se puede visitar esta localidad, la cual vio nacer al insigne escritor Miguel de Cervantes, autor de la universal obra “Don Quijote de la Mancha”. 

La ciudad complutense, así denominada por el nombre otorgado en época romana (Complutum), nos invita al recorrer su centro histórico a transportarnos a la época del Siglo de Oro español.

En este recorrido destaca la visita a su Universidad, una de las más antiguas e importantes de España, fundada por el Cardenal Cisneros, uno de los hombres más poderosos en época de los Reyes Católicos.

De ella destaca la fachada de estilo plateresco del edificio del Colegio Mayor de San Ildefonso, actual Rectorado. Una verdadera joya arquitectónica.

También merece la pena visitar su bien conservado corral de comedias, uno de los más antiguos de Europa; el Museo y Casa Natal de Cervantes o el Palacio Arzobispal.

El turista puede recobrar fuerzas en alguna de las múltiples tabernas o restaurantes que se encuentran bajo los soportales de la Calle Mayor y que ofrecen exquisitas tapas (casi siempre gratuitas), razón por la cual también es famosa esta localidad.